LA FÁBRICA DEL TEMPLO

Se trata de la tercera aventura discográfica, esta vez en forma de EP donde deliberadamente quise hacer un disco con tan solo cinco canciones que contrarrestara el gran número de los dos primeros discos.

Dicha obra pictórica fue desarrollada en la iglesia desacralizada de San Juan Bautista de la localidad conquense de Alarcón entre los años 1995 y 2002. Durante siete años, el pintor estuvo realizando una obra pictórica con absoluta libertad y con una potencia creativa inusual para un pintor joven. Desde los primeros bocetos, el pintor fue desarrollando un proyecto que pasó de una serie de bocetos desenfadados y casi inocentes a un proyecto arriesgado cargado de grandes técnicas y claves conceptuales.

Las canciones son una reflexión sobre todos aquellos temas que habitualmente trato como autor tales como el mismo propósito creativo, el afán de superación, la despoblación rural, el amor o la ironía tomando como pretexto la intervención que el pintor Jesús Mateo estuvo desarrollando en la antigua iglesia desacralizada de San Juan Bautista en la localidad conquense de Alarcón y que fueron declaradas de interés turístico mundial por la UNESCO en 1997.

Pese a que mantenemos una amistad de juventud, no visité las pinturas contemporáneas de Jesús Mateo hasta quince años después de su finalización.  El viaje se erigió en fin. La puerta del templo se abría donde todo lo demás terminaba. Entendí que la vida no es vida sin algún salto al precipicio, y sentí para cantarlo la misma voluntad creadora contagiosa e irrefrenable que otros tantos que me precedieron.

Como cantautor he querido sumarme a este conjunto de artistas mediante la creación de una serie de canciones en las que se aborden esas pinturas desde distintos puntos de vista. Implícitamente, se tratan temas relacionados con el proceso creativo, con el afán de superación, con la búsqueda de la belleza y con el carácter trasformador de la cultura.

 

Un conjunto de viajes, encuentros y experiencias da lugar a la composición de estas cinco canciones producidas por Fredi Marugán que para mi es el productor que estaban buscando mis canciones.

Las colaboraciones con los grandes referentes de la canción de autor es uno de los atractivos de este trabajo donde intervienen Javier Bergia, Begoña Olavide, Luís Pastor y María José Hernandez. Todos ellos tienen además en común el haber pasado por las pinturas murales y haberlas conocido de la mano de su autor.

La gráfica del disco ha sido diseñada y maquetada por J. Agustín García basada en un conjunto de fotografías de las Pinturas murales obra de los prestigiosos fotógrafos José Latova y Thomas Canet.