CANTESANÍA es la unión de las palabras canción y artesanía.
Se trata de una deliberada invención que pretende dar a conocer el mundo creativo que desvelan las canciones que hago y que en el momento actual no canto.
Si la artesanía se caracteriza por esa necesidad de crear algo de forma sencilla, tradicional para ser utilizado en este caso pretendo que las canciones sean precisamente ese objeto a la espera de que alguien le dé vida.
De esta manera en este taller cantesano aparecerán grupos de canciones inéditas. Desde aquellas que pretendo cantar en alguno de los proyectos futuros hasta aquellas otras que concebí en otras voces o que simplemente no las veo claramente para mi horizonte interpretativo. 
Éstas últimas canciones de alguna manera están buscando un intérprete. Por esa razón, quedan a disposición de todos aquellos que desean darles voz y para ello. dejaré la posibilidad de que quienes estén intersados en ellas, me lo hagan saber para establecer las condiciones de su puesta a disposición y en la que tan solo me reservo el derecho de paternidad de las mismas.
De la misma forma que el resto de las obras de arte tienen la vocación de ser peribidas, las canciones nacen también con esa misma razón de ser, de ahí que se abren a quienes pretendan echarlas a volar.
Las canciones han sido grabadas con medios domésticos por lo que la calidad de sonido es baja. Evidentemente, una vez se graben con la suficiente calidad el resultado será muy distinto.
Las salas donde se divide este taller de Cantesanía son las siguientes
  • canciones que componen el proyecto Conversaciones consonantes (siguiente disco).
  • canciones que componen el proyecto No es tarde para andar concebido inicialmente para grabarlo con el grupo conquense The Teachers Band.
  • canciones concebidas para voz de mujer.
  • canciones con ritmos americanos.
  • canciones para singles
  • canciones para futuros discos en primera persona.
  • otras canciones.